3/09/08

Año nuevo, sensaciones nuevas

Por JIMENA:

Era la segunda vez que besaba a una mujer. La primera fue casi un juego
Nunca había desnudado mi vida ante nadie; ella logró desnudar mi ser, sin quitarme la ropa.

Nos besamos incansablemente toda la noche. Un año nuevo iniciaba y en mi empezaba a remarcarse una nueva forma de sentir. Era todo diferente, pero no me incomodaba.No habían cargos de conciencia, sólo me gustaba besarla y sus besos me demostraron que también le gustaba hacerlo.

Sus movimientos se volvieron una experiencia más allá de lo racional. No sabía si lo que hacía estaba bien o mal, sólo quería hacerlo.

Su olor era particular, deliciosamente particular, no me cansé de decirselo hasta el amanecer. Me gustaba como sonreía cuando me escuchaba decírselo.

Sus manos recorrieron mi cuerpo con el miedo de quien me enseñaba algo completamente nuevo y la seguridad de que sabía lo que hacía. Sus labios eran rosa, los recuerdo dulces y frágiles.

Su lengua recorrió mi cuerpo que temblaba al ritmo de mi corazón extasiado por todos los destellos en mi interior.Su ternura me conmovía.

Nunca estuvimos enamoradas, pero esa noche besamos nuestras soledades como si lo estuviesemos. No recuerdo lo que hablamos entre cada beso, entre cada caricia, entre cada sonrisa nerviosa; sólo recuerdo que nunca dormimos y fuera de nosotras, esas horas, no existió nadie más.

Ella ha sido la única en decirme que mis besos demuestran cuánto quiero y aún ahora sin darte un beso como aquellas vez, puedes saber cuánto te quiero, por estar a veces allí y siempre conmigo.

2 Comentarios :

  1. Seamos lecas dijo...

    Gracias por pasar :)

  2. Þi¦aR® dijo...

    Eso me recordo a un año nuevo... algo distinto, mas bien al contrario, en nosotras si habia sentimiento pero no estabamos cerk... recuerdos memorables

Se produjo un error en este gadget.