30/07/08

Significado de Familia

Por MATHÍAS:

(El día de su cumpleaños crea un cuento a partir de lo que para Mathias significa la familia; a la que él quiere, defiende y se siente parte, dándole un nuevo sentido y valor.)


PARA UDS, MI FAMILIA.

24/07/08

Me enamoré de ti, y que?...que cagada!

Por MATHÍAS:

De ti que jugaste conmigo, cuando pensé que era en serio.

De ti que dijiste que vendrías, y aún espero.

De ti que estabas por venir, pero otro te detuvo.

De ti que dijiste que debíamos darnos un tiempo, un tiempo para que te olvides de mí.

De ti que dijiste que sería para siempre, y yo me lo creí.

De ti que hablaste de vivir juntos, pero en otra vida.

De ti que me rogaste no terminar para luego hacerlo tú.

De ti que no te decidias por el helado de Vainilla o Fresa.

De ti que ahora vives en otro continente.

De ti que aún vives lejos.


De ti que no sólo me ves como a un amigo.

De ti que sólo puedes ser mi amigo, porque nos gusta un género distinto.

De ti que compartes tu novio sin tú saberlo.

De ti que ocultaste que no te habías enamorado.

De ti que ocultaste que eras casado.

De ti que te enamoraste del amor y no de mi.

De todos uds que han dado sentido, y no, a mi vida.

El Principio del Fin

Por JIMENA:

Toda historia tiene un inicio, o al menos eso se espera.

De la mía sólo recuerdo el final.
Alguna vez me dijeron que cuando una relación termina no existen los culpables…pero en esta si existieron y fue ella.


O al menos eso es lo que yo creía, después de más de un año, las cosas no aparecen tan claras y quizá nunca lo estén….

Las cosas terminaron de la forma en la que siempre se “mantuvo” esta relación por MSN (lo odiábamos, ¿lo recuerdas?, todo se malentendía)
“Creo que esto ya no da para más, siempre hemos ido en direcciones contrarias”, aún no comprendo la fascinación que me provocaba repetir esa frase

Por primera vez no dijiste NO
Por primera vez no dijiste Pero
Por primera vez dijiste Si

Por primera vez se rompió mi corazón
Por primera vez murió mi alma

Me fui a dormir con la certeza de que hacía lo correcto, quizá ahora lo creo, pero me tomó más de un año para entenderlo así.

No recuerdo exactamente el orden de las cosas, pero recuerdo vivamente todo lo que sentía.

Sábado en la tarde, almorzábamos… “mis ojos no brillan porque quiera llorar, es por la luz de este foquito”, era una mentira, ¿sabías que mentía?

Quería llorar, llorar mucho, quería que me abrazaras, quería decirte que me perdonaras, por qué…no sé…pero quería que lo hicieras, quería besarte y decirte que te había extrañado demasiado, que sentía que no podía vivir sin ti, que por favor no hicieras caso a nada de lo que te había dicho, que regresaras conmigo.

Pero no, sólo pude decir que mis ojos brillaban por la luz del foquito.

Caminamos de regreso a tu casa, fue la última vez que dijimos TE AMO, fue la última vez que dije te amo, nos dimos un tiempo (aún no creo en eso), más tarde todo acabó; recordé porque no creía en los tiempos…son sólo la manera educada, cortés y más cobarde de decir que algo acabó.
Recuerdo haberte llamado más de una vez en un estado alcohólicamente melancólico.

Sólo puedo recordar dos frases muy tuyas… “dejé de amarte hace tiempo” (¿cuando te metiste con el tipo?)… “sabes que nunca tuvimos planes en realidad” (tonta yo por creer que sí)
Fue la primera vez que sentí mi corazón partirse en diez mil pedazos, aún no encuentro algunos fragmentos, te llevaste mi corazón, te llevaste mis ganas de vivir, mi alegría, mi sonrisa en las mañanas y mi confianza en los demás.

Recuerdo haber llorado cuatro meses seguidos o quizá más…

Cuánto te pude haber extrañado…

Extrañaba tu voz
Extrañaba tu olor
Extrañaba conversar en las noches contigo
Extrañaba saber que estabas allí
Extrañaba amarte como siempre

De esto tuve unos 8 meses o más, acompañado de recuerdos, drogas, alcohol, lágrimas dolor y odio.

Odiaba seguir extrañándote
Odiaba tu nueva vida
Odiaba que me hayas contado tu maldita infidelidad
Odiaba tus recuerdos
Odiaba mi obsesión
Odiaba sentir que aún te amaba
Odiaba sentir que no podía odiarte…

23/07/08

A los doce

Por EVA:

Si bien la vida de un niño suele ser tranquila, llena de plastilina, crayolas y bolitas de papel, la mía no resulto tan sencilla. Recuerdo tenia 12 cuando me di cuenta que Luna no me había dicho la verdad.

Siempre pensé que todo lo que tenia en mente no tenia nada de malo, era un niña, mi mente no estaba pervertida ni invadida por algún tipo de ideología extraña o algo por el estilo, tan solo era yo, y duró hasta los 12, eso es lo más triste.

Mi primer amor, a los 10 años, se llamaba Andrea, era la niña más linda de todo el colegio. Recuerdo que todos los niños morían por ella, y yo me uní al grupo. Aún tengo su rostro grabado en mi: cara redondita, ojos grandes, rizos castaños y una sonrisa que enamoraba a cualquiera.

Ese fue mi primer amor, ese amor secreto que no quieres confiarle a nadie, ese amor que tan solo quieres que llene tu estomago de mariposas y que en las noches acompañan tus sueños hasta quedarte dormida. Fue lindo ese primer amor, dulce, tierno, sano….fue tan solo amor. Amor que años después me llenaría de culpas y angustias, sin lograr obtener una respuesta a mí ¿por qué?

Llegué a secundaria, yo mantenía esa mente inocente de hacia años, y sin mayor protección me choque contra una gran pared: La adolescencia. Chicos y chicas de la mano o besándose y yo preguntándome ¿Qué curioso que ningún hombre este con un hombre y una mujer con una mujer?

Así pensaba, así era mi vida y así fue como comenzó todo.

‘Eres rara’ dijo uno, yo ‘Rara? ¿Por qué?, Miras a mujeres- respondió, sí lo hago, como tu las miras-respondí, no vez eres rara, yo soy hombre puedo mirarlas-respondió, yo soy mujer y también puedo, quién te ha dicho que no puedo hacerlo, son lindas, muchas veces más lindas que los hombres-respondí.

‘Le gustan las mujeres! Dice que le gustan las mujeres! Es lesbiana es lesbiana seguro mañana se vestirá de hombre! Jajajajajajajaja- respondió.

Ahora entiendo por que a veces dicen que ser sincero no es tan bueno, créanme lo aprendí bien ese día.

Estaba en un estado indescriptiblemente indescriptible, solo sé que Luna creo maremotos, oleadas, eclipses y desastres naturales en menos de un segundo; y yo seguía en ese estado indescriptiblemente indescriptible.

Todo quedó ahí, en las palabras de un niño de 12 años, lastimosamente era el niño al que todos le hacían caso, así que imaginen, una linda y anecdótica vida adolescente la mía.

Ese día Luna y yo tuvimos una conversación seria, me di cuenta que había crecido en tan solo unos minutos. Me gustaban las mujeres.

Siempre me han gustado las mujeres y aún me gustan, le dije a Luna.

Pero dicen que está mal, deben gustarte los hombres, respondió ella.

Los hombres apestan, andan sudados y sucios, prefiero a las mujeres, huelen rico, respondí yo.

Crees poder ser feliz con una mujer? Dijo Luna.
(Luego de esa pregunta mi mente empezó ha andar tan rápido que aparentaba estar inmóvil, sin mayores ascos le respondí) Nunca me deberá gustar alguien por que alguien más lo dice.


Seré feliz con una mujer, así como podré ser feliz con la persona de la crea estar enamorada. No me importa el resto Luna, jamás me importó y nunca haré lo que ellos quieran. Firme y segura habló una niña de 12 años.

Ese día fue el comienzo de ese gran camino sin final, en el cual gané y perdí, sufrí y amé, en el que Luna fue mi escudo y espada, en el que me dí cuenta el por qué de mi nombre ¿pecadora o inocente?

ÉL, pecado capital

Por JIMENA:


Bailamos toda la noche, lo había visto sólo dos veces en mi vida.


Su andar era imponente.


Después de mucho tiempo un ÉL volvía a llamar lujuriosamente mi atención


Su respiración sobre mi cuello estremecía mi cuerpo.


Podía sentirlo rozar mi espalda, podía sentirlo. Extrañamente eso me excitaba, él lograba excitarme.


Subimos a su auto, la luz del amanecer empezaba a reflejarse sobre las sábanas blancas mal puestas de su cama.


Como dice alguna canción, esa mañana me besó hasta la sombra.


No había amor de por medio…ni a los lados, ni arriba, ni abajo…simplemente no había.


Mis piernas se abrieron de formas distintas, a las ya acostumbradas.


Entró y salió de mí incansables veces.


Nunca lo besé, no podía.


Sus abrazos no eran los mismos a los que estaba acostumbrada.


Su cara no era la que quería ver al despertar.


Nuestros cuerpos sudorosos yacían en la cama como dos amigos que dormían

inocentemente. La inocencia se había roto con la otra parte de mi virginidad


Mi cabeza se llenó de pensamientos extraños… ¿por qué pensaba eso?.


Él dormía aún mientras yo trataba de no hacer ruido al vestirme.


Me despedí con un beso en la frente.


Sólo prendí un cigarrillo.

21/07/08

El Porno me deprime

Por MATHÍAS:

Se ven cuerpos frescos, firmes, con o sin broncear; latinos, otros muy caucásicos, asiáticos y algunos morenos completan el staff que existe en las porno, los productores saben bien que el cliente es exigente y la competencia es feroz.

Ellos sonríen, todo es muy natural,el sexo es algo cotidiano como saludar, dar un apretón de manos, un juego tan práctico como inocente, en eso trabajan y de eso viven.

Sabanas blancas, contoneos espectáculares, miembros de todos los tamaños, colores y grosores. Sí, todo eso hay, todo lo que tú deseas pero no tienes, es como morirse de sed en pleno desierto.

Un pedazo tubular de carne fibrosa y dura entra y sale por el pecaminoso orificio de su cuerpo, toca varias veces ese botón sensible y logra extraer los más placenteros gemidos entrecortados que su rostro refleja.

Ese clásico sonido repetitivo, de choque piel con piel estremece todos los sentidos de quien presencia tal espectáculo, al otro lado de la pantalla.

Solos, de a dos, tríos, cuartetos, quintetos, orgías. Diversas posturas y harto goce por largos minutos inducen nuestra atención en la escena anulando cualquier distracción externa.

Tan sólo repiten el meneo para cumplir con la meta de la faena trazada, explotar en éxtasis del líquido perlado, que indicará el éxito obtenido, para que luego ellos y nosotros volvamos a la realidad, la cual muestra que hemos sido meros complices y voyeristas del fortuito encuentro.

Un "yes!, yes!,oh yeah! i'm cuming" y fin.

Eso es el porno, darte con lo que sueñas y que tal vez jamas tendrás, en la vida real (usualmente) no tragas semen, tiras sin protección, o con algún desconcido que conociste en la calle con el que lo haces a plena luz del día como si estuvieras en una isla desierta.


En el mundo real, por desgracia, existen las ETS, la infidelidad y el sida. No vives despreocupado.

El sexo es natural, aunque para nosotros se les designe como "antinatura", cosa que no creo pues los animales lo hacen y no se hacen paltas si es que son gays o no, sólo satisfacen sus instintos sin pensar si tienen pareja o que dirán los demás caninos.

A veces en la privacidad de tu soledad, las hormonas controlan por momentos tu cuerpo y cerebro, y quieres ver algo que te motive, es cuando buscas ver eso que piensas que te dará placer, pero cuando termina y terminas, te quedas con las ganas que eso fuese realidad, vivir la fantasía del orgasmo pleno, lástima que no todos los hombres tiren igual o hagan más de lo usual.

Tener que ser tan discretos y ese miedo maniático de que alguién lo descubra, mata la espontaniedad del acto, cosas que sociedades del primer mundo no se dan y que pocos hombres en mi entorno machista pueden jactarse de realizar.

No tengo novio ni amante, sólo toda esa fantasía que en mis ratos de soledad veo pero que no me sirve.

Conversación con la Luna

Por EVA:

Luna jamás me dejará y no se si reír o llorar.

La amo, como nunca amaré a nadie; la deseo, como jamás desearé; la extrañé cuando sentí que me dejaba.

Me controla y me gusta; me guía, la sigo; tan sólo está a mi lado, la necesito.

De no ser por ella no habrían tan bellas mareas, tan fuertes y melodiosos vientos y no existiría vida en mí. Es la culpable y se lo agradezco.

Mi Luna, la que me lleva en las noches a un viaje por las estrellas, la que ilumina mis sueños y me defiende en ellos, la que juega conmigo y siempre me gana.

Mi Luna, la fiel, la que me dijo ‘hazlo’, la que gritó ‘no estés pensando en lo que digan’, la que me confesó ‘la amas’

Mi Luna, la infiel, la que me dijo ‘no sigas’, la que gritó ‘te están viendo’, la que me confesó ‘¿la amas?’

Mi Luna, la fiel, la que me dijo ‘la amas’, la que me gritó ‘no la pierdas’, la que me confesó ‘siempre la amarás’

Mi Luna, la infiel, la que me dijo ‘todo tiene un final’, la que me gritó ‘te lo dije’, la que me confesó ‘la perdiste’


Una vida de ‘ya pasó’ y mi vida de ‘solo sé que la amé’


20/07/08

En una de esas veces...

Por MATHÍAS: (Mathías / Jimena)

Hey! holas. Oye perdona se me hizo tarde, había un tráfico horrible. A ésta hora es un poco jodido salir de Lima.
No te preocupes no estoy apurada.
Bueno que era lo que tanto me querías contar.
( ella lo mira pero voltea su mirada hacia los carros mientras sujeta su café nerviosamente y prende un cigarrillo).
Te pasa algo? bueno sé que es una pregunta tonta, pero lo digo por que tienes una cara como si alguien se hubiera muerto.
(el silencio de Jimena es severo, y su mirada no alcanza a Mathías y parece que sus manos quisieran decirlo, su angustia se desmuestra por los torpes movimientos que hace al sostener el cigarro).
(Ahora Mathías es quien se queda en silencio dándole tiempo para que ella pueda encontrar las palabras adecuadas mientras él prende un cigarro).
Ya pes, nos conocemos desde jardín y aunque ya no nos veamos seguido no es para que parescamos extraños...o sí?
(Ella lo mira por un instante parece que dirá algo pero aún se queda callada y decide prender otro cigarro mientras toma un sorbo de su café).
Bueno ha pasado como media hora, por la puta madre dime pues decirme que carajo pasa???
(Jimen sigue muda y se pone nerviosa).
Carajo, ¿me has hecho venir desde el quinto infierno para tenerme como imbecil acá? Bueno si no me quieres decir nada no te voy a obligar, ya eres bastante...
Tiré con Eva.
(Ahora Mathías se queda mudo,no esperaba esa noticia y no sabe que decir, la mira y baja la mirada ubicándola en cualquier lugar fuera del café. Ahora los dos se entienden en ese comunicativo silencio).


Por JIMENA:

Fueron muchas las veces que pactamos nuestros encuentros amorosos a espaldas de la realidad.

La pasión siempre era la misma, quizá no el amor.

A diferencia de esas otras muchas veces, en ésta no estábamos desnudas, y es que tal vez, inconscientemente nuestras almas no querían descubrir lo que meses después enfrentaríamos.

Ella amoldó su cuerpo sobre el mío, sus piernas calzaron perfectamente alrededor de mi cintura, su cara era la de un ángel desterrado del cielo por su lujuria; ella cautivaba todo mi ser.

Entre besos, caricias y algún te amo espontáneo, su mano se deslizó suavemente dentro de mi, siempre era suave, mi excitación ella la conocía de memoria, al igual que conocía la humedad de mi amor.

Sus movimientos provocaban una jodida fiesta pirotécnica en mi cabeza.

Poseía mi cuerpo con tan sólo dos dedos, mi ser lo absorbía con sus besos, mi locura la provocaba con su figura, se llevaba parte de mí en cada perfecta y no tan sutil mordida.

A diferencia de esas otras muchas veces, en ésta se llevó algo más.

Un oscuro tejido quedó entre sus dedos, una expresión triunfante mezclada con misterio se dibujaba en su rostro con unas acuarelas de color pastel.

Y como si mi corazón fuera una extensión de mi virginidad, ambos se fueron esa tarde con ella.

18/07/08

Vainilla y Chocolate

Por JIMENA:

He hecho el amor con una mujer, de la que estuve profundamente enamorada, pero no soy lesbiana.

He tirado bien rico con hombres que casi ni conocía, pero no soy heterosexual
Me gusta el helado de vainilla tanto como el de chocolate y así mismo me gustan las mujeres tanto como los hombres.

Mi espalda ha sentido los besos cálidos de labios maquillados
Mi cintura ha sido guía de sudorosos pectorales ansiosos de una sola noche
Mi boca aprendió a decir te amo clandestinamente
Mis piernas aprendieron a abrirse de manera distinta
He aprendido que las mujeres suelen ser tiernas pero en verdad sudan crueldad
Los hombres aparentan ser crueles pero llegan a ser muy tiernos
He amado y perdido la razón por ambos
Y ambos me hicieron perder algo más que mi virginidad
Conocí mi primer orgasmo a través de unas manos
Conocí el miedo al qué pasará una noche sin cuidados
En algún momento mi futuro fueron sólo mentiras, en otro no más que un “día siguiente”


Mi vida transcurre así, entre la vainilla y el chocolate…sabores de Mi confusión.

14/07/08

Inicio

Por MATHÍAS:
Todo tiene un inico, hasta mi vida. Nací un 4 de Julio del 1988, crecí y a los 15 años tuve que lidiar con mi extraña y reciente homosexualidad, aparte del divorcio de mis padres, que aún no superaba, aunque hace tiempo mi disfuncional familia se habia divorciado.

Yo me separaba de una vida basada en una sociedad utópica que copiaba modelos de otras, donde papá, mamá e hijos eran lo básico y cada uno cumplía un rol.
En el caso de mi padre era él que trabajaba como negro, se comunicaba como mudo y se le veía como eclipse; mi madre, esa sutil mezcla de Hitler con Madre Teresa; mis hermanos mayores que sólo jodían; mi hermana un poco floja y desinteresada en todo lo que no sea ella; por último YO, la cereza del helado, el gay de la familia.
Claro para ese entonces estaba en el closet con la puertita abierta viendo que había en el exterior o mejor dicho en la red, que era el lugar que pretendía ser yo o explorar si exisitían otros como yo. Decir closet es un poco estupido, aún no entiendo de donde proviene eso seguro que el que lo dijo tendría su colección de homosexualidades ahí o tal vez a su amante, en fin.

Por esos años no entendía bien lo que era mi condición, en mi colegio católico aprendí que ser gay era algo como: el errado, invertido, fallado, broca, basura, escoría de la humanidad, el antinatura, enfermo, el odio de un Dios que decía perdonar, o tal vez perdonarse así mismo por haber creado tal abominación, y del cual estaba hecho a imagen y semejanza aunque tal frase la sentía más distante que Saturno al Sol, yo la sentí así, pero luego de mucho pensar y reflexionar, llorar, maldecir, negar y etc. pues dije: "soy gay...a la mierda".

Y así empezó todo.

Aunque no sé como termine.

Sólo espero que bien nomas.

Se produjo un error en este gadget.