27/12/09

Navidad = Sexo y Consumo

Es mentira que la navidad es una fiesta de unión, amor y confraternidad!. Si lo piensas bien se esconde un tácido contenido sexual y consumismo total.

No es navidad si no hay pavo de cena (costumbre extranjera) tan tarde, 12 de la madrugada, con lo que no está de acuerdo mi estómago. Seguido por el chocolate (que es afrodisiaco) caliente (innecesario porque hace calor), acompañado por el infaltable panetón (italia?) que nos engorda el cuerpo y el sentimiento de culpa por obligarnos a comer tanto, para luego quejamos, y buscar socorro en el templo de gym más cercano.

Tampoco es navidad sin árbol y mucho menos sin regalos debajo de él. Con el tiempo la navidad sale de nuestras casas y toma las calles donde las casas, jardines y demás lugares se colorean por la creatividad de quien le encanta decorar, para demostrar quien a
rdona mejor, entonces entendemos que se vuelve una contienda de ostentación, de quien tiene lo MEJOR, BONITO Y FASCINANTE. Dando una bonita imagen publicitaria de Kodak.
Aunque si analizamos bien esos comportamientos descubriremos conductas sexuales encubiertas como a los que les gusta sólo dar(activo), o recibir(pasivo);o, ambos (moderno). Al final todo el mundo busca su “noche buena“. El quien, cómo, en que forma DA el mejor regalo o quien DESEA RECIBIRLO. Son las ansias, la exitación, la efervescencia, el abrazarse, el celebrar.

Celebración en la que un viejo pedófilo con cara de buena gente; pero esquizofrénico, porque dice que trabaja con duendes y que unos renos tiran su carruaje que vuela, acaso no sabe que existe los aviones, o encomiendas por DHL entre otros courriers, visita a niños con la venia de los ingenuos padres.

Ese personaje asegura que viene del polo norte, pero no tiene dirección fija conocida, que misteriosamente usa ropa roja lo cual podría camuflar cualquier crimen, so pretexto para no perderse en la inmensa nieve, y lleva una gran bolsa de juguetes comprados con plata que nadie sabe su procedencia, pero, bien podría ser dinero lavado. Con su amigable y registrada marca de risa JO, JO, JO se gana la confianza de los inocentes e indefensos niños, los cuales lo esperan ansiosos, y se les dice que él bajará por la chimenea de noche cuando nadie lo vea, sólo ellos, el perfecto plan. O que los sentará en su regazo para que le cuenten lo que quieren para navidad mientras él los manosea libremente.

Esto hace que los niños hagan caso a todo viejo bonachon que tenga un regalito que quiera darles, eso hace la navidad. Sino vean cuanto hombre de avanzada edad que en vez de tener un trineo tiene un auto más sofisticado que el de batman, y su bolsa de juguetes se convierte en una billetera tan llena como heredo de los resorts Hilton, y en vez de tener un uniforme rojo prefiere un traje de Armani del color de la temporada hecho a la medida, con esa actitud de ganador. Qué niño de 18 años no le haría caso a tremendo Papa Noel.

Así que cuando te escuches que navidad es como sale en la publicidad, o te lleven a ver a un viejo al cual te vas a sentar entre sus 3 piernas, piénsalo de nuevo, ser judío no es malo.

0 Comentarios :

Se produjo un error en este gadget.