5/06/10

Sexo Sucio

Una noche de calentura, buscaba contactar con alguien en un sitio virtual, lo encuentro y parece seductor,  veo una que otra foto mostrando solo una parte importante para lo que busco. Conversamos y parece que hay química. No le pedí mucho más que saber que queremos lo mismo y su dirección, vivía o vive en una zona atractiva, corazón de mucha vida social y turística y también homosexualidad de Lima.

Me dio una ducha y salí en busca de verlo, calculé mal el tiempo y con el tráfico en contra llego tarde, lo llamo y no contestaba el teléfono, me dijo que salió a comprar algo y que estaba a punto de regresar, lo esperé 15 minutos y llega caminando, a lo lejos no lo divisaba bien.

Era una noche algo fría, él aparece y se dirige hacia mi lo que revela su primer defecto que de lejos encubría, que si lo hubiera detectado antes me hubiera hecho huir, de cerca no era muy atractivo como de lejos y menos estando vestido, parecía que su ropa era de alguien más grande que él,  con un estilo a los noventa, no es que sea fashionista pero si lo hubieran visto me darían la razón. Ahora entiendo porque la insistencia de muchas personas en ver más de una par de buenas fotos sino utilizar la webcam para asegurarse que el que está al otro lado es el verdadero autor de la foto, o que en verdad se ve tan bien en en todos los ángulos, o que la foto no es actualizada y en ése entonces se veía bien pero ahora luce muy distinto y en malas condiciones.

Lo saludo con menos entusiasmo, y una actitud de incomodidad que debo disimular, él si parece complacido y no se da cuenta de mi desgano por el encuentro, igual me parece interesante y sigo para ver si puede mejorar, llegamos a su...casa?, no, depa?, tampoco, sino a su cuarto rentado dentro lo que  parecía una casa que acobijaba varios cuartos con baños independientes unos de otros.

Pasamos todo ello en el aparente soledad del lugar, llegamos a su cuarto entramos, cerró la puerta, y de pronto la presencia de unas voces indicaba que no estabamos solos, por lo que me dijo que no haga bulla y que me mantuviera en silencio, lo cual me desconcertó porque me sentí como si hubiera metido alguien a la casa de mis padres, y ellos no supieran que estaba con alguien en mi cuarto.

Eso fue lo segundo que me molestó, la poca libertad de hablar o ser yo en un lugar y tener que guardar silencio era poco agradable. Luego con menos libido que al comienzo terco yo seguí para ver si tendría que reprimir mis gemidos si a pesar de todo nuestros cuerpos se entendieran bien.

Se acerca mientras se quita la camisa, tenía un buen cuerpo, bien trabajado, algo bronceado, lo toco y siento que habia sudado un poco y estaba pegajoso, no me gusta la idea de ello pero en el momento de la calentura no me importó, luego se acerca y nos besamos, y rompió con la idea de que todo beso es un buen inicio de todo, para mi fue el fin de todo. tenía un mal aliento de mil demonios internos, ya eso fue la gota que rebalsó el vaso y sepultó mi libido y animó mi retirada del recinto.

Inventé una excusa y decidí irme aduciendo algo poco creíble, la diplomacia siempre primero, tampoco me gusta ser mal educado. Fuera del lugar me sentí estafado y recordé que esa era una de las cosas por las que no tenía encuentros ocasionales con extraños, la próxima vez remarcaré ello antes de empezar alguna aventura furtiva, ya que la idea del sexo sucio no es por la falta de higiene sino por los pocos tabúes que se deben tener, pero algunos creen que tiene que ver que uno no tiene nariz para sentir lo desagradable que es descuidar su aseo diario personal.

Se produjo un error en este gadget.