9/01/10

Destruyendo la Huaca Dragón

Un viaje de promoción a Trujillo, a la Huaca Dragón, se convirtió en un lugar para que unos mocosos puedan destruir parte de la identidad de la historia del Perú. Más allá de la indignación, cólera y de querer que tengan su merecido esos desadaptados. ¿Dónde estaba la seguridad? ¿No deberían haber cámaras de seguridad? o ¿al menos algún guían o guachiman? pues como siempre no había nadie.


Si el escándalo salió a la luz , fue porque subieron el video a youtube recién, porque eso sucedió el año pasado, aún no entiendo para qué lo subieron, ¿para compartirlo? No entendían lo que habían hecho? ¿Tan imbéciles pueden a llegar a ser para reírse de ello? o ¿es que no les importó que los vean o querían eso para regocijarse de su gran hazaña?.

Ellos tienen tanta culpa como la mala educación que se imparte en el Perú, donde enseñan una historia errónea y mal narrada, repitiendo datos y memorizando nombres, sin darle sentido a los Moche o explicando la cosmovisión de la chacana, como en otras materias que se informan, mas, no enseñan; los profesores hacen más huelgas y los padres que andan desinteresados sobre lo que sus hijos aprenden, y en algunos casos esos padres están menos educados que sus hijos, porque no tienen educación escolar o universitaria completa.


Pero yo creo que de una u otra forma ellos han representado la valoración que le damos a la historia y cultura de nuestro país, o sea la espalda, pocos son los esfuerzos y la inversión que se le da a ella; si no son vándalos, son otros que quieren invadir tierras o huacas, etc. algo que debe ser cuidado, sea en Lima o en Chiclayo, o en las líneas de Nazca, está presenta en todo el Perú, pero no entendemos que eso es parte de quién hoy somos y si olvidamos, olvidamos algo que muchos nos envidian.


Tal vez si los “destroza huacas“ hubieran sido bien educados otra hubiera sido su actitud, pero si nosotros no queremos lo que tenemos y cuando vienen otros con miras de apoderarse de ello, porque lo van a cuidarme mejor, nos quejamos, ni lo cuidamos y ni dejamos que lo cuiden, al final cuando sea tarde nos daremos cuenta que eso era importante, sino que lo digan los cientos de turistas que vienen de tan lejos para aprender más de algo de nosotros que no aprendemos. Cómo saber a donde vamos si no sabemos de donde venimos...


0 Comentarios :

Se produjo un error en este gadget.